Este Blog nace desde las arterias de la Cuba profunda, la que desconocen los turistas, la que pretenden obviar algunos gobiernos e instituciones en el mundo. La Cuba silenciada por algunos hombres, pero conocida y apreciada por Dios, y que ha comenzado a susurrar, y del susurro pasará al grito, a la protesta, a la palabra indignada. Nace en el interior de mi isla; y esta isla soy yo, eres tú, somos todos; y se aferra a todos implorando que hagamos algo por ella, con urgencia.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Algo sobre mi viaje a USA

Casi llevo dos meses en USA. Confieso que a mi cuerpo le ha costado mucho adaptarse durante el tiempo que he permanecido acá. Malas digestiones con vómitos frecuentes. Los automóviles me ocasionan mareos, y los cambios de temperatura (frío en interiores y calor agobiante en exteriores) me producen cefaleas; el a penas caminar me hace sentir oxidada y con cierta sensación de cansancio.  A pesar de todo esto, he tenido jornadas intensas acá en USA, y he podido exponer en muchos espacios de gobierno e informativos las principales inquietudes acerca de la situación dentro de la Isla de Cuba referentes a la libertad religiosa y en otros órdenes.

Una de las cosas más positivas, y que más extrañaré cuando retorne a mi país, es el uso ilimitado de Internet. He tenido acá la posibilidad de revisar diariamente mi cuenta en Twitter, ver mi lista de seguidores y seguir a algunos. Algo imposible cuando estoy en Cuba. Llegar a Twitter desde allá adentro es milagroso y es como caminar a ciegas, tanteando los espacios que no veo para no tropezar.

Tener acceso a los medios informativos y de comunicación acá en USA ha sido para mí una experiencia extraordinaria. Pero aún más ver como las iglesias en esta gran nación tienen la libertad de poseer sus propios medios radiales o televisivos. La libertad de expresión es algo muy positivo, y solo espero que nadie, ni nada destruya en Estados Unidos este gran espacio que el pueblo norteamericano ha logrado alcanzar.

He podido evidenciar el daño antropológico que me ha ocasionado el Régimen en Cuba en cosas aparentemente simples. Ver la sociedad norteamericana y sus avances tecnológicos, es como vivir un mundo de ciencia ficción. Desde lo más sencillo hasta cosas más complejas. Mi miedo a caerme cuando iba a tomar una escalera rodante en los aeropuertos o en el Metro de Washington DC. No saber manejar un auto, o leer un mapa para orientarme dentro de una ciudad, o esperar con disimulo que alguien delante de mí se lavara las manos en un lavabo público, porque yo no tenía ni la menor idea de cómo funcionaban los recipientes con gel. Qué decir de mi gran asombro en un mundo donde todo es electrónico.

No he parado de asombrarme por la gran organización y control a todos los niveles que permite el desarrollo y el avance de la nación. No ver a un policía en las calles, solo cuando se les necesita en caso de peligro o ante algún suceso criminal. Y qué decir de la disciplina social y el respeto al espacio individual que favorecen la armonía de la colectividad.

En fin, pese a mis malestares, que deben ser normales supongo, si pensamos que durante casi 40 años he vivido en Cuba sin salir jamás de ella hasta ahora. El viaje a los Estados Unidos ha resultado muy positivo para mi experiencia personal, positivo e inolvidable.

Cuba me espera, y en ella esa realidad triste en la que siempre he vivido y que insisto en creer, se puede cambiar.

8 comentarios:

  1. Yoaxis:
    Creo que tus palabras y tus sentimientos te hacen daño. A lo mejor ahí está en algo la causa de tus malestares. Eres injusta contigo misma, te colocas en una posición de inferioridad por ser cubana de Cuba y haber estado en el país más desarrollado del mundo.
    Solo hay que ver la sobriedad con que escribes, para descubrir a una persona culta y espirtualmente elevada (aunque anímicamente deprimida). Solo con cultura se puede hacer esa reflexión con la que no coincido, pero reconozco la capacidad de pensar por sí misma. Esa cultura, Yoaxis, salió de alguna parte, aunque te pese asumirlo, de la obra educativa de la Revolución.
    Mis saludos respetuosos.

    ResponderEliminar
  2. Yoaxi, entiendo tu sentir, todos hemos pasado por eso, Llegar a USA desde Cuba es como volver a nacer, en todos los sentidos. Aunque quizás la experiencia jamas drástica será la tuya pues tienes que regresar a la realidad cubana pronto. Pero confiando en Dios y en la valencia de los cubanos como ustedes, pronto veremos una Cuba libre y justa. Abrazos, Marite

    ResponderEliminar
  3. Y que triste leer a alguien que solo le falto decir que le debes tu cultura,Yoaxis, a la "Revolucion" y que por ende debes estar dentro del circulo de los "agradecidos" que salen en turbas freneticas a golpear a los que piensan diferente!
    Tal vez Yoaxis, si no hubiese existido esa "revolucion maldita" tu habrias visitado a Los Estados Unidos de Norteamerica o cualquier otro pais hace mucho tiempo. Talento de sobra para haber logrado cualquiera de las metas que te hubieses propuesto.
    Estoy orgullosa de cubanos como tu y Mario Felix porque para el
    renacer de la Cuba que ha destruido el totalitarismo feroz que ha padecido por cincuenta y cuatro anos, puede contar con personas inteligentes como Uds.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Lori, lo que dices que me faltó decir, es una especulación tuya.
      Ciertamente es posible que sin esta "revolución maldita" habrías visitado USA u otro país antes. Puede ser, es a penas una cuestión de probabilidad. Como dice la canción: no hay nostalgia peor que añorar lo que nuca jamás sucedió".
      Si fueras una persona procedente de la clase media o alta cubana, seguramente podrías haber paseado.
      Yo no, yo soy hijo de pobres, campesinos humildísimos de la Sierra. Mi viaje a EUA no sería más que una quimera a la que podría dedicar las escasas horas de ensueño que me permitiera el trabajo duro y la subsistencia.
      Por favor, no seamos tontos ¿Es que todos los que en el mundo quisieran viajar no pueden hacerlo a causa de una "revolución maldita"? Por favor....
      El paseo al extranjero es un privilegio que solo unos pocos pueden gozar, otros, la mayoría debería conformarse con un pasaje de no retorno, y eso, incluso, es también un privilegio de los que no han corrido la suerte de tantos aspirantes a emigrantes, que no han llegado más allá de su deseo.
      Marite, ya estamos en Cuba libre, mal que te pese.
      Lori, yo soy en gran medida, resultado de esta "revolución maldita" y me precio de serlo, como otros cientos, miles millones de cubano, a cuya voluntad -más que cualquier otra falacia propagandística- se debe la subsistencia de la Revolución.
      Les reitero mis saludos cordiales, espero podamos dialogar sin esas muecas de hostilidad que advierto en sus palabras.
      Fraternalmente, Elpidio Torres.

      Eliminar
    2. No existe la mueca Elpidio, pero si la discrepancia. Aunque te respeto tu derecho a opinar. Contrariamente lo que no me permitio hacer uso la revolucion de Fidel Castro y no le permite a Yoaxis ni a nadie dentro de la isla. Sabes algo? Voy asumir que Yoa le debe su instruccion a la revolucion, preguntale si ella hubiese cambiado su libertad por una carrera universitaria? A puesto que ni ella, ni muchos lo cambiarian. Porque la libertad no tiene precio.
      No se cual es la Cuba libre que le refieres a Marite.
      Consideras a Cuba libre? Donde por expresar tu opinion pudieran caerte a palos? Echarte del trabajo o centro de estudios? Condenarte de por vida al ostracismo?
      Una Cuba libre donde los extrajeros pueden invertir su capital en grandes empresas y los nacionales solo negocios de poca monta, relegados a ciudadanos de quinta categoria?
      Una Cuba libre que no permite a un cubano distribuir en las calles El Tratado Universal de los Derechos Humanos?
      Una Cuba libre que no permite a sus ciudadanos el libre acceso a internet?
      Una Cuba libre donde la cupula gobernante es la que no pasa hambre y disfruta lo que les es negado al ciudadano de a pie?
      Preguntale a cualquiera de los que hoy gobiernan a Cuba si son capaces de hacer una huelga de hambre y morir en ella en plenitud de la vida por reclamar sus derechos? Hasta ahora no visto ninguno, sin embargo jovenes encarcelados injustamente, a lo largo de la isla protagonizan estas protestas porque se sienten agobiados por un sistema injusto y cruel como el que implantaron los Castro el mismo ano en que yo naci y ya son cincuenta y cuatro y mas.
      Hablame con mas claridad para que me convenzas de la justeza de lo que defiendes y no ubicarte dentro de los manipulados por el regimen.

      Eliminar
  4. Señor Elpidio: Cuando Cuba sea libre, los cubanos serán libres de elegir a un presidente democráticamente, hacer decisiones políticas, económicas y sociales sin manipulaciones y chantajes, entonces seran responsables y tomaran las riendas de su presente y su futuro.

    ResponderEliminar
  5. Yoaxis, Lori y Marite:
    Saludos nuevamente. Créanme que es un gusto conversar sobre temas tan polémicos y álgidos en un clima de respeto. Mis experiencias al hablar de estos puntos en otras redes no han sido muy cómodas que digamos. Y es que aunque ciertos sectores se empeñan en decir que Cuba no permite el acceso a Internet, basta con echar una mirada para ver reflejadas por mayoría, las posiciones de los que adversan la Revolución. Yoani Sánchez, por ejemplo (aunque francamente me aburre hablar de ella) tiene más ancho de banda que casi toda Cuba.
    El acceso ciudadano se abre poco a poco, con miles de restricciones y a un costo no alcanzable aún para el cubano promedio. En cambio, desde las oficinas de la sección diplomática yanqui, se les facilita esta vía a los que prestan su voz y ponen su intelecto en interés de denigrar nuestro proyecto. Yo tengo el raro privilegio de usar ocasionalmente la cuenta de una empresa que me facilitó un amigo cercano.
    Si nos detenemos a ver el discurso político que fluye en los medios masivos, en los grandes medios quiero decir, incluyendo Internet, no es difícil percatarse del empleo manipulado de muchos términos como “libertad”, “democracia”, “libertad de expresión”, “elecciones libres”, en concurrencia con otros como “dictadura”, “represión”, “castrismo”, etc. Son códigos de comunicación preconcebidos para causar un efecto desinformador deliberado. Al final de la jornada ¿qué es la libertad?
    Me decía un disidente recientemente que libertad es pararse en una esquina y gritar abajo el gobierno, sin que le pase nada. Otro, más terrenal, me decía que era la posibilidad de poder tener todo lo que uno quiere.
    Saben qué pienso?: pues que la libertad es un estado espiritual, solo cuando llegué a esa conclusión entendí por qué Martí nos dijo que ser culto es el único modo de ser libre y los filósofos de antaño nos decían que la libertad es el conocimiento de la necesidad.
    Solo si se tiene cultura, se puede comprender el alcance de las ataduras espirituales y físicas que constriñen al hombre a un espacio real o intelectual.
    Por eso, aunque discrepo, reconozco en algunas posiciones contrarrevolucionarias, la obra educativa de la Revolución, porque admítanlo o no, los que hoy hacen razonamientos con un matiz político contra Cuba, deben aceptar que esta Revolución ha tributado a su cultura. Lo realmente doloroso es la incapacidad de tantos y tantos cientos de millones de personas que ni siquiera pueden pensar en lo que son o en la razón misma de su existencia, porque solo tienen chance (los afortunados) para ocuparse en su subsistencia. (Hago una pausa para poder colocar el comentario, continúa más adelante)

    ResponderEliminar
  6. Ah, antes de seguir, no es mi propósito convencer. Mis creencias no son evangélicas, ni intentaré, como lo hizo el Cristianismo, imponerme en las posiciones ideológicas de los demás. Como dijo Fidel hace años: “no le decimos al pueblo cree, le decimos al pueblo lee”.
    Tampoco me esforzaré en desmentir esas ideas tontas y manidas de que si dices lo que piensas te apalean y te meten preso y te torturan y te sacan los ojos… Me parece que hablo con gente capaz de entender que eso es una falsedad demostrada por la propia existencia de de grupos y facciones contrarrevolucionarias, cuyo anecdotario anticubano se conoce más rápido que las vidas de niños que se salvan en nuestros hospitales.
    Si la gusanera en Cuba existe, es precisamente porque la Revolución, tolerante y serena no actúa como lo hizo en su momento Batista, o como lo hicieron Pinochet, Somoza, Videla, Stroesner, Trujillo, etc. Salen y entran al país, dan conferencias de prensa, reciben un salario, son premiados, hacen huelgas televisivas…De vez en cuando se revela entre ellos uno o varios agentes de la G-2, pero con el descaro como adarga, arremeten otra vez contra sus compatriotas, amparados por los consejos de los enemigos históricos de Cuba.
    Discúlpenme la extensión, tengo que aprovechar el poco tiempo con que cuento para acceder a las redes.
    Saben qué pienso cada vez que hablo de estos temas?, cómo los que disiente de la Revolución modelan su proyecto “post socialita”, es decir (quizás alguna de ustedes pudiera responderme) ¿cuál es su alternativa? ¿cómo conciben a Cuba sin socialismo? Creo que el fracaso de las ideas que defienden pasa, entre otros factores, por la incapacidad de proponer un modelo alternativo que resulte apropiado a la Patria en la que nacieron y garantice su existencia como nación independiente.
    Sin más por el momento,
    Respetuosamente, Elpidio Torres.

    ResponderEliminar